Programa Detrás de la Razón. Hispantv: Guerra Trump /Irán

Por segunda vez en una semana, múltiples cohetes han golpeado la base militar Taji ocupada por Estados Unidos en Irak, dicen fuentes de seguridad iraquíes y estadounidenses. Un coronel iraquí dentro de la base, ubicado a 27 kilómetros al norte de la capital iraquí de Bagdad, dijo a Reuters que había escuchado al menos 10 cohetes que impactaron el sábado en la instalación.

Fuentes de seguridad dijeron que el ejército había encontrado un camión abandonado con un lanzacohetes y algunos cohetes Katyusha sin usar en su parte posterior en el área cercana de Umm al-Izam. No ha habido un informe inmediato de víctimas ni ningún reclamo de responsabilidad por el ataque. El miércoles, un ataque con cohete similar contra Taji mató a dos soldados estadounidenses y una militar británica. Ningún grupo ha reclamado aún el ataque en el que unos 18 cohetes Katyusha de 107 mm impactaron en el campamento ocupado por Estados Unidos.

Sin embargo, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, afirmó que los atacantes eran un grupo que «probablemente parecía estar respaldado por Irán», una afirmación rechazada por Teherán como «infundada». El viernes por la noche, Estados Unidos llevó a cabo ataques de artillería y misiles contra bases militares a lo largo de la frontera sirio-iraquí menos de un día después de lanzar ataques aéreos en varias bases en Irak. La red de televisión iraquí informó que las fuerzas estadounidenses, estacionadas en el campo petrolífero al-Omar en la provincia oriental siria de Dayr al-Zawr, habían atacado bases al oeste del río Éufrates.

Al mismo tiempo, agregó, aviones de combate estadounidenses sobrevolaron los distritos de al-Musayab, Eskandariya y Jurf al-Sakhar en la provincia de Babil en Irak. El jueves por la noche, Estados Unidos realizó una serie de ataques aéreos que mataron a tres soldados iraquíes, dos policías y un trabajador civil, y dañaron un aeropuerto civil inacabado. Los ataques aéreos se dirigieron al cuartel general de la 19ª división del ejército iraquí y la 46ª brigada de las Fuerzas Populares de Irak, así como al aeropuerto en construcción en la ciudad de Karbala y los regimientos y comandos de emergencia en varias áreas de Babil.

El ejército iraquí condenó los ataques como una violación a su soberanía, y el Ministerio de Relaciones Exteriores anunció que el país se presentó una demanda ante las Naciones Unidas y el Consejo de Seguridad. El Ministerio de Relaciones Exteriores iraquí convocó el viernes a embajadores estadounidenses y británicos en Bagdad para protestar por los ataques aéreos. ¿Esta confrontación y escalada aumentan la probabilidad de una guerra en la región?

 

Pablo Jofré Leal. 17 marzo 2020

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*