Programa Detrás de la Razón: Trump está creando los terroristas más temibles del futuro

 

¿Se imagina un lugar donde una madre le diga a un hijo, no te vayas a casar, porque a los misiles parece que les gustan las bodas, porque dejan caer sobre ellas todo el poder del fuego? No es cómico, es lo más trágico que se pueda imaginar. Esto ocurre en Yemen. ¿Qué debe tener en el corazón, un piloto para dejar caer una bomba en una boda donde hay gente celebrando y niños bailando? Más aun, ¿qué debe tener en la mente el que ordenó atacar un festejo? Y aun peor, ¿qué debe tener en el alma, el inquilino de la Casa Blanca que apoya a un régimen dictatorial a bombardear un país que está agonizando, porque además de las bombas, hay 11 millones de personas en riesgo de morir de hambre, y un brote de cólera que sigue extendiéndose? Hace unos días, aviones caza de Arabia Saudí, alimentados en el aire por aviones cisterna de EE.UU., bombardearon una boda en una provincia de Yemen. Dejaron muertos a decenas de invitados, la mayoría niños y madres, incluida la propia novia. Según los testigos, los niños que quedaron heridos, quedaron también sin una pierna, brazo o sin un ojo. El sádico ataque fue en dos tandas, así los que llegaron a rescatar a los comensales, también se convirtieron en víctimas.

El rey y el príncipe de Arabia Saudí, todavía tienen el descaro de decir que los yemeníes son los culpables, porque los combatientes armados a quienes consideran el enemigo, se esconden entre los civiles, entre los niños, entre las fiestas y mercados. Por ello, le apuntan a toda conglomeración pacífica. Y además dicen que han invertido mucho dinero al enviar ayuda humanitaria a Yemen, para aliviar el desastre y la muerte que están causando. Como si tuvieran el derecho de matar más gente porque llevan comida a esos vivos que perdieron a su familia por la culpa de los mismos bombardeos, más bizarro, imposible. Naciones Unidas sigue alertando y acusando a Arabia Saudí por asesinar civiles, bombardear mercados y atacar bodas ¿servirá eso de algo? ¿Quién podrá detener la muerte de inocentes que está provocando Arabia Saudí, o más bien quien quisiera detener a los monarcas saudíes dueños de mucho petróleo? ¿Cuál es el pecado de los yemeníes, querer un gobierno que no le convenga a los saudíes? ¿Tener ideas de no a la monarquía? ¿Cuánto durará el pueblo de Yemen ante la hambruna, el cólera y los misiles?

En Detrás de la Razón, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen. El análisis, las preguntas y respuestas a las diez treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, seis y Madrid, siete de la tarde; México, doce del día, y Colombia, una de la tarde.

 

Pablo Jofré Leal. 30 Abril 2018

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*