Libro: La Dignidad Vive en el Sáhara

Este libro es el resultado de un exhaustivo trabajo de investigación sobre uno de los pueblos más olvidados del mundo.
Es el resultado de un esfuerzo inmenso porque se conozca una realidad dramática, dura, casi siempre extrema, que vive un pueblo ocupado y su lucha irrenunciable por la libertad y la plena independencia.

Este extraordinario libro de Pablo Jofré relata con gran erudición la historia del pueblo saharaui, su situación en el contexto del Magreb, el saqueo sin límite de sus recursos y la sistemática violación de sus derechos humanos por parte de Marruecos, como también la vergonzosa actuación de España y Francia frente a esta injusta, ilegal e inhumana ocupación de “la última colonia de África”, como la llama la propia ONU.
Se trata de un exhaustivo trabajo de investigación sobre uno de los pueblos más olvidados del mundo. Es el resultado de un esfuerzo inmenso porque se conozca un a realidad dramática, dura, casi siempre extrema, que vive un pueblo ocupado y su lucha irrenunciable por la libertad y la plena independencia. La investigación no se agota solo en los límites del Sáhara Occidental, país del que son legítimos habitantes y soberanos los saharauis. Abarca, además, en una apasionante travesía, la realidad de todo su entorno geográfico, político, cultural e histórico. Así, se adentra en la situación del Magreb, de la actual situación de Libia, de Irak, Siria y Palestina.
Quienes se aventuren por las páginas de este atractivo libro, conocerán cómo un pueblo pacífico, integrado principalmente por tribus nómades, es colonizado a partir de 1884 por España, luego de que un Congreso realizado en Berlín por las potencias europeas de aquella época, le entregara a Francia los territorios de Mauritania, Argelia y Marruecos y concediera en dominio el Sáhara Occidental a España.
Se aprecia en estas páginas cómo la monarquía marroquí, en un acto de oportunismo histórico sin nombre, decide confabularse con Mauritania para ocupar y distribuirse al Sáhara Occidental: mitad norte para los marroquíes, mitad sur para los mauritanos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*