Programa Detrás de la Razón: El poder de Irán contra los terroristas y el sueño de Estados Unidos

De rodillas y contra la pared, podríamos definir el destino de los terroristas en la ciudad de Al-Hawija, en el norte de Irak.

Se han rendido más de 1000 del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), informa el primer ministro de Irak, Haidar al-Abadi, y lo confirma el general de Estados Unidos, Paul Funk, quien comanda la coalición anti-EIIL en Irak y Siria. ‘Alrededor de un millar de milicianos se rindió en los pasados 3 o 4 días de lucha en Al-Hawija’, declara el general a la agencia estadounidense de noticias USA Today. Y reconoce que el enemigo se rindió rápido, y reconoce también, el poder en tierra del Ejército de Irak.

¿Pero qué es Al-Hawija? ¿Por qué tan importante? Por muchas cosas. Es uno de los últimos reductos del territorio capturado por los terroristas de Daesh, desde el 2014, y que ya cada vez quedan menos. Es también, parte del trayecto que une la capital de Irak, Bagdad y la otra ciudad importante Mosul (norte).
Quizá lo más importante es -por el revuelo caótico que se armado en los últimos días, que es tema para otro programa-, el ángulo del Kurdistán, Al-Hawija está frente a la región kurda que se quiere independizar de Irak, y entre más estables y seguras estén las zonas que rodeen esa región, la estabilidad nacional y la paz, podrá ser más viable, objetivo que la inteligencia y le Gobierno de Bagdad no pierden de vista.
Esta es la importancia geográfica de Hawija. Y en la parte geopolítica, es aun más importante. Si bien Estados Unidos ayudó a recuperar este bastión terrorista, es sin duda, la fuerza terrestre la que se lleva la gloria, el sufrimiento, el riesgo, y el sudor mortal, ya que se han perdido muchos soldados, combatientes y voluntarios milicianos.
Estados Unidos y su coalición hicieron grandes aportes, pero por aire. Por tierra, el heroico Ejército de Irak estuvo apoyado por otros héroes, que sin ellos no se hubieran alcanzado los resultados que vemos: los milicianos chiíes que fueron entrenados, preparados y dirigidos por Irán. Dicho de otra forma, sin el apoyo directo de Irán, la liberación de Hawija no la tendríamos de esta forma hoy.
El general iraquí Abdel Amir Rashid Yaralá, comandante del Mando Conjunto de las Operaciones (JOC, por sus siglas en inglés), que coordina también con las Unidades del Ejército y de la Policía Federal, y las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), dibuja el esfuerzo que se hizo por tierra, e informa de la muerte de 196 terroristas. Por eso es que es crucial esta ayuda a nivel geopolítico. Vea usted por qué. Irán no solo ha ayudado a combatir el terrorismo en Irak, Siria es una de sus grandes victorias.
El presidente de Siria, Bashar al-Asad, envió una emotiva carta al Líder iraní, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, para agradecer el apoyo a su Gobierno y a sus fuerzas para recuperar territorio de las manos del terrorismo: ‘Compartimos nuestra victoria con el pueblo iraní que siempre ha dado su sangre en la lucha contra el terrorismo. A través de usted, expreso mi agradecimiento profundo por la postura de la República Islámica de Irán’, afirma Al-Asad.
La intervención de Irán obedece a la oposición a que los intereses extranjeros se apoderen de Oriente Medio. Irán asegura que todo lo que vimos, en terrorismo, desde la amenaza a Damasco (capital siria), Alepo (noroeste de Siria), Mosul (norte) y hasta Al-Hawija (norte de Irak), fue parte del sueño de EE.UU. en Oriente Medio, y que la resistencia fue quien venció esa pesadilla.
‘La resistencia de Siria frustró planes de EE.UU., el régimen israelí y sus aliados de la región’, afirma el presidente de la Comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento de Irán, Alaeddin Boruyerdi, quien hace unos días se reunió con el presidente sirio, quien insiste en que Damasco ‘nunca olvidará’ los apoyos de Teherán al Gobierno y el pueblo sirios ‘durante un periodo arduo’. Publicado el 7 oct. 2017

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*