Islamoriente: Por una ecología de la información contra la Iranofobia; El retorno a la ética periodística

Sdenka Saavedra Alfaro[1]

La película Iraní “Nahid” de la directora Ida Panahandeh, fue ganadora del premio al mejor nuevo talento en el festival de cine de Cannes[2], filme que está causando polémicas en los medios de comunicación, sobre todo de aquellos que quieren dañar la imagen de la República Islámica de Irán, en estos momentos que después de haberse levantado las sanciones en su contra el 16 de enero de esta gestión[3]y tras las nuevas impuestas[4], y después de que la Unión Europea (UE) e Irán hayan saludado la implementación del “histórico” acuerdo nuclear alcanzado entre Teherán y el Grupo 5+1 (EE.UU, el reino Unido, Francia, Rusia, China y Alemania), realizado el pasado año el 14 de julio de 2015[5], y tras haberse convertido en uno de los más importantes destinos turísticos para las agencias turísticas del mundo, como lo pronosticaba el Diario galo, Le Fígaro[6].

Estos medios que además de dar una mala propaganda en contra del país persa, se encuentran difundiendo una información tergiversada y no investigada, queriendo empañar así toda esa cosmovisión y espiritualidad que emana de ella, cohabitando simultáneamente con la modernidad tecnológica existente; pues para dar una información veraz y creíble se debe llegar hasta el lugar de los hechos y no sólo valerse del internet, se debe cotejar y corroborar una buena información argumentada, basada en datos extraídos de fuentes fidedignas; pues como ya lo dijimos en muchas oportunidades ahora la objetividad y la veracidad pasó a la no existencia, así como la investigación, entre las funciones principales que deben cumplir los mass media; como lo dice Ignacio Ramonet: “En estos tiempos de globalización neoliberal, la “información” se ha convertido en uno de los problemas principales de la democracia. Se puede hacer un paralelismo con lo sucedido con la alimentación, había escasez de alimentos, y lo sigue habiendo en algunos países, luego la revolución agraria permitió producir en abundancia.

Hoy sabemos que muchos de los alimentos son tóxicos y que pueden envenenarnos, por ejemplo el caso de la “vaca loca”; lo mismo sucede con la información, está contaminada, hay que crear una ecología de la información para limpiarla, para que se respete la verdad, para mejorar la calidad informativa y así mejorar la calidad de la democracia”[7]. Y también depende mucho de los periodistas o comunicadores sociales que imparten y redactan la información y su ética periodística, y sobre todo de la ideología del medio, porque no debemos olvidar que los comunicadores ya no son el “Cuarto Poder”; ahora constituyen uno de los principales poderes dominantes del mundo[8]. Un comunicador social dispone de un acceso y poder de convocatoria sobre la población como no lo tienen otros profesionales, quiérase o no, es un formador de opinión, de ciudadanía, y hoy con la importancia definitoria de los medios de comunicación en nuestras sociedades masificadas, es un agente vital en la reproducción de pautas socio-culturales, o también, un agente fenomenal para el cambio de estas.

Y ahí estriba el asunto crucial de su misión profesional: ser serio, ético, tener sentido crítico, saber ser agente formador de las grandes multitudes a quien se dirige, y sobre todo debe tener muy en claro los principios éticos con los que debe manejarse, porque debe informar verazmente, debe educar, más allá de la imperiosa necesidad de trabajar para asegurar la propia subsistencia, en sus manos está la construcción de la realidad, la formación de historia, cada día se hace historia, cada segundo se suscitan hechos, acontecimientos que son noticia, y el comunicador debe ser capaz de transmitirlos con la transparencia y dignidad que tiene su alma. Pero como sabemos éstos principios éticos profesionales de estos señores que manejan la información, se han borrado de la faz de la tierra; pues porque ahora cuando se trata de dañar la imagen, la calidad de vida de un país, de toda una nación entran en juego diversas artimañas como el poder económico de los grandes imperios que manejan a su antojo las multinacionales encargadas de la difusión informativa y la guerra ya se convirtió en mediática, recurriendo obviamente a la manipulación como agente especializado; como ya en los años 60 del pasado siglo el padre de la semiótica, Umberto Eco, ya lo había corroborado: “Quien detente los medios de comunicación detentará el poder”[9].

Y en este sentido vale la pena aquí recordar lo dicho por el nazi Joseph Goebbels[10], padre de la manipulación mediática moderna: “¿A quién debe dirigirse la propaganda: a los intelectuales o a la masa menos instruida?, ¡Debe dirigirse siempre y únicamente a la masa! Toda propaganda debe ser popular y situar su nivel en el límite de las facultades de asimilación del más corto de alcances de entre aquellos a quienes se dirige (¿Niño de seis años?). La facultad de asimilación de la masa es muy restringida, su entendimiento limitado, por el contrario, su falta de memoria es muy grande, por lo tanto toda propaganda eficaz debe limitarse a algunos puntos fuertes poco numerosos, e imponerlos a fuerza de fórmulas repetidas por tanto tiempo como sea necesario, para que el último de los oyentes sea también capaz de captar la idea”.[11]

Y sin lugar a dudas, la actual cultura mediática es la que cada vez más viene condicionando el pensamiento político, por eso el comunicador social, el periodista, tiene una cuota de poder tan importante en sus manos, sépalo o no, es un vehículo de capital influencia por el que se va creando la ciudadanía, la opinión pública, la ideología, “Pensamos” política e ideológicamente en términos pasivos lo que el “Espectáculo Mediático” nos presenta, sin mayores cuestionamientos, y en este caso específico “La Iranofobia” existente, esta guerra mediática manipulada en contra la República Islámica, publicando información falsa en sus noticias, en sus artículos, etc…tanto en televisión, radio como en los periódicos, así como en las redes sociales de internet, donde periodistas sin ética profesional como Begoña Piña del periódico: “Público. Es”[12], o la periodista Alicia García de la agencia de Noticias EFE[13], al escribir artículos en torno a la película iraní “Nahid”, donde señalan que las mujeres iraníes continúan en atraso, sin privilegios, sin derechos, y que un divorcio es como hacer la devolución de la mujer, entre otros tergiversados datos, porque no debemos olvidar que los todopoderosos, los dueños de los medios, los que manipulan a su antojo la información “eso quiere que pensemos”, porque nuestro pensamiento muchas veces se moldea por poderes hegemónicos que imponen “Lo que se debe pensar”, y valerse también de las declaraciones de la propia directora del filme que a grandes leguas connota su rechazo y oposición al actual gobierno de turno o a las leyes que rigen al país persa, también es una maquiavélica estrategia para atacar y nuevamente mostrar como siempre lo han hecho un país lejos de la civilización, en donde se oprime a la mujer por sobre todas las cosas, porque ya existieron películas hollywoodenses y otras que también enarbolaban su ataque mediático al respecto como “No me iré sin mi hija”[14]con la famosa actriz Sally Field.

Lo que amerita y prima en la actualidad, es que deberían revisar e investigar antes de desinformar, leer la constitución del país iraní por ejemplo, analizar sus leyes, investigar la cosmovisión en torno al islam, estudiar y familiarizarse con la filosofía islámica y descubrir por ejemplo que las mujeres tienen muchos derechos y son los seres más privilegiados por ejemplo, para así poder aclarar que tanto la mujer como el hombre tienen derecho al divorcio[15]y que el divorcio es diferente a la disolución matrimonial, cuando se dice que el contrato matrimonial es en esencia irrevocable, significa que ni el marido ni la mujer tienen derecho a disolverlo (con la excepción de casos especiales), si un matrimonio se disuelve toda su importancia se invalida, se anula por ejemplo; así como también la mujer tiene derecho a rehacer su vida después del mismo, y más aún la mujer iraní posee más derechos que en Occidente no los tienen, como el derecho a su manutención hasta su muerte; sin embrago tiene derecho a trabajar, a estudiar libremente, no debemos olvidarnos que no estamos hablando de Arabia Saudita, país donde las mujeres aún no tienen el privilegio de conducir automóviles, recordemos que en Irán después de la Revolución de 1979, el papel de la mujer fue muy importante dentro de la sociedad como pilar fundamental en la educación de la familia y también en la política; así como también existen Viceministras, doctoras y demás profesionales que ayudan a potenciar al país persa, además debemos destacar que el 65% de los estudiantes en todo el sistema de educación superior en Irán son mujeres[16].

Pues como ya lo señalamos anteriormente la Iranofobia es contundente; pero lo que no se puede negar en ningún momento es la participación tan activa que tiene la mujer iraní en todas las esferas, su presencia en las diferentes actividades y escenas de la sociedad Iraní de hoy es vital, pues gracias a la victoria de la Revolución Islámica la mujer continúa progresando, superándose, ganando puestos intelectualmente, haciendo valer sus conocimientos, su sabiduría, su espiritualidad, su esencia, sus derechos, más que ser miss belleza como lo señala el Dr. Mohammad Hassan Ghadiri[17], como están acostumbrados en los países de Occidente a mostrar a la mujer, en Irán la mujer es respetada y es miss inteligencia, porque es valorada por su gran intelectualidad y no juzgada y valorada sólo por su apariencia física y su vestuario; pero hay que aclarar también un dato amigo lector la ignorancia es una enfermedad totalmente incurable, como ya lo manifestaba el maestro Mutahhari[18].

Todos derechos reservados. Se permite copiar citando la referencia. www.islamoriente.com Fundación Cultural Oriente

[1] Escritora, Periodista, Profesora e Investigadora Boliviana, miembro de la Asociación de Investigadores en Comunicación y Educación para el Desarrollo (AICED) La Paz-Bolivia.

[2] http://www.festival-cannes.com/es/archives/ficheFilm/id/7e2de8ed-6f0c-4341-bad3-e857b55d641c/year/2015.html

[3] www.hispantv.com “Zarif y Mogherini anuncian aplicación del JCPOA y levantamiento de sanciones anti iraníes”; (16 de Enero de 2016).

[4] La imposición de nuevas sanciones por parte del gobierno de Estados Unidos a 11 compañías e individuos iraníes relacionados con dos pruebas de misiles balísticos. www.laizquierda.com “Irán aumenta producción petrolera y rechaza nuevas sanciones de EE.UU”; (19 de Enero de 2016).

[5] www.lanacion.com “Histórico acuerdo nuclear entre Irán y las seis potencias”; (Martes 14 de Julio de 2016).

[6] www.lefigaro.fr “Irán se convirtió en un polo turístico tras consenso nuclear”; (27 de Julio de 2015).

[7] Ramonet Ignacio “Una reflexión sobre medios y la democracia”; http://www.rebelión.org/noticia.php?id=118309

[8] Colussi Marcelo “Los Medios de Comunicación ya no son el “Cuarto Poder”; (25/08/2014).

[9] Eco Umberto, “Para una guerrilla semiológica”; artículo reproducido en su libro: “La Estrategia de la Ilusión”; Lumen/de la Flor, Barcelona-España; 1987.

[10] Goebbels Joseph Paul, (Rheydt, 29 de octubre de 1897 – Berlín, 1 de mayo de 1945 ) fue un político alemán y ministro para la Ilustración Pública y Propaganda de la Alemania nazi entre 1933 y 1945. Uno de los colaboradores cercanos de Adolf Hitler, era conocido por su oratoria y profundo antisemitismo, que le condujo a apoyar al exterminio de los judíos en el Holocausto, padre de la propaganda nazi, responsable del Ministerio de Educación Popular y Propaganda, creado por Adolf Hitler a su llegada al poder en 1933. Goebbels había sido el Director de la tarea comunicativa del Partido Nazi y el gran arquitecto del ascenso al poder. Una vez en el Gobierno y con las manos libres para monopolizar el aparato mediático estatal, Goebbels prohibió todas las publicaciones y medios de comunicación fuera de su control, y orquestó un sistema de consignas para ser transmitido mediante un poder centralizado del, cine, la radio, el teatro, la literatura y la prensa. Era también el encargado de promocionar o hacer públicos los avisos del gobierno. “Los 11 principios de la propaganda nazi por Joseph Goebbels”.

[11] Gobbels Joseph, “Der Angriff”, Prensa del Nacional Socialismo; (1930).

[12] www.publico.es “En Irán un divorcio es como hacer la devolución de la Mujer”; (12/07/2016).

[13] www.efe.com “”Nahid”, una película que quiere potenciar el valor de las mujeres iraníes”; (20/05/2016).

[14] “No me iré sin mi hija” es una película estadounidense basada en la historia real de Betty Mahmoody y su hija, que tratan de huir de su marido en Irán. Sus protagonistas son Sally Field y Alfred Molina, y el guion es una adaptación del libro de título homónimo escrito por la propia Betty

[15] Mutahhari Murtada “Los derechos de la Mujer en el Islam, el derecho al Divorcio”http://islamoriente.com/content/article/el-derecho-al-divorcio-en-el-islam-ii

[16] http://www.elconfidencial.com/mundo/2015-12-25/prestigio-y-religion-en-las-universidades-de-iran_1125975/

[17] Dr. Mohammed Hassan Ghadiri Abyaneh, Embajador de Irán en México. Ier. Congreso Internacional de Educación Media Superior y Superior. México D.F. Octubre del año pasado.

[18] “Ayatollah Murtada Mutahhari, quien pese a ser brutalmente martirizado (el 2 de mayo de 1979) a sólo tres meses del triunfo de la Revolución Islámica (ocurrida el 11 de febrero de 1979), continúa vivo por sus ideas y pensamientos que dejó en sus libros, que fueron y son expresión del más puro espíritu islámico, un espíritu abierto que busca la justicia y la libertad, y que procura entrar en los corazones por medio de la persuasión y la razón y no por la violencia”

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*